"Hemos mejorado la calidad de vida de los jugadores"

El Comisionado Don Garber habló del Convenio Colectivo de Trabajo

ASG_Olave-Rooney (620x350)

Photo Credit: 
Chris Trotman / Getty Images

Como lo hace cada año previo al inicio de una nueva temporada de la MLS, el Comisionado Don Garber atendió a los medios de comunicación a través de una llamada de conferencia, en la que el tema dominante fue el recientemente firmado Convenio Colectivo de Trabajo entre la liga y el Sindicato de Jugadores.


Pocos días después de evitar una huelga y la paralización del campeonato 2010, el dirigente subrayó la importancia de este acuerdo laboral que, a su jucio, "es un gran paso para la consolidación del fútbol profesional en los Estados Unidos".


Según Garber, la MLS cedió a todas las demandas de los jugadores, salvo tres puntos innegociables: el acuerdo tenía que durar cinco años, la agencia libre no era una posibilidad y todos los equipos seguirían bajo el control de la liga en una escructura de entidad única.


Aparte de eso, fue un gran negocio para los jugadores, que ahora "tendrán una mejor calidad de vida", dijo.


Entre los nuevos beneficios, se destaca el aumento del sueldo mínimo de los futbolistas (de $34 a $40 mil dólares), un incremento del 10 por ciento de los presupuestos salariales de los equipos (y un crecimiento de 5% en los años siguientes), contratos garantizados para todos los futbolistas mayores de 24 años con al menos tres años de servicio en la MLS, entre otros.


Además, habrá mayores premios económicos para la participación en torneos internacionales y partidos de exhibición, se mejorará servicios básicos como el traslado, alimentación y hospedaje de los jugadores durante la temporada y cada integrante de la liga tendrá seguro médico para él y su familia.


En fin, son beneficios que harán que los jugadores se sientan "más profesionales y orgullosos de jugar en la Major League Soccer".


En lo futbolístico, Garber resaltó el debut del cuadro de expansion Philadelphia Union, que enfrentará al benjamín del año pasado, Seattle Sounders FC, la noche del jueves en el 'First Kick 2010'.


"Philadelphia Union es un equipo que ya ha vendido más de 10 mil boletos de temporada en su primer año. Honestamente creo que esta franquicia ayudará a levantar a la ciudad de Chester", aseguró.


Al mismo tiempo, recordó la reciente inauguración del Red Bull Arena como una nueva muestra de que el crecimiento de la MLS sigue a todo vapor, argumentado que todos los equipos necesitan estadios propios y hechos específicamente para el fútbol.


Respecto a este tema, Garber abandonó su tono diplomático y criticó abiertamente a las autoridades de Washington D.C. por su falta de compromiso para construir una casa para el D.C. United, advirtiendo que el proyecto en la capital "no será exitoso si el equipo no tiene un estadio propio".


Consultado sobre la posibiildad de traer más futbolistas de renombre a la liga, dejó entrever que podrian haber cambios a la regla de Jugador Franquicia, lo que permitiría la llegada de más estrellas que exigen sueldos muy altos. Actualmente cada equipo tiene derecho a contratar a un jugador fuera del límite salarial, pero, como aseguró el mismo dirigente, "hacen falta más jugadores como (Cuauhtémoc) Blanco, (David) Beckham y (Juan Pablo) Ángel".


También se refirió al Mundial de Sudáfrica, torneo que "será un éxito rotundo en los Estados Unidos y Canadá". Si bien se suspenderá el campeonato doméstico durante la fase grupal del evento, Garber sabe perfectamente bien que la cita africana ayudará a promocionar la liga a niveles sin precedentes.


"Yo estoy seguro que este Mundial batirá todos los récords de teleaudiencia en este país, tanto en ingés como en español. Esto claramente nos beneficiará".